Qué alimentos son buenos para calmar la ansiedad

calmar la ansiedad

Somos muy conscientes de que existen algunos alimentos que pueden cambiar nuestras emociones, estrés, y debemos dejarlos de lado para no padecer vidas ansiosas. Algunas de ellas son bebidas energéticas con cafeína o alimentos grasos ricos en azúcares refinados.

Pero, por otro lado, existen algunos alimentos que pueden ayudarnos a relajarnos y calmarnos, como los que veremos a continuación.

Índice

    Alimentos para encontrar la paz

    Al contrario del aumento de energía que producen el azúcar, las grasas, la cafeína, etc., algunos alimentos y bebidas reducirán nuestra ansiedad.

    Estas son sustancias que promueven el adecuado equilibrio hormonal y químico en nuestro cerebro y cooperan para calmar y evitar la ansiedad.

    Las sardinas son los alimentos más importantes para obtener una relajación adecuada. Se trata de un pescado con un alto contenido en ácidos Omega-3, que, además de otras funciones beneficiosas, también puede ayudarnos a reducir la ansiedad.

    Las nueces, las avellanas y las almendras también pueden desempeñar este papel porque pueden revitalizar la mente sin causar muchos cambios.

    Estos frutos secos, como los aguacates, tienen la capacidad de aumentar el nivel de serotonina, que es una hormona de la "felicidad".

    La dopamina es otra hormona producida naturalmente por el cuerpo que es esencial para la felicidad, el bienestar y la relajación.

    Para ayudar a la producción, consuma cantidades moderadas de magnesio.El magnesio es un mineral delicioso que se encuentra en las semillas de girasol, germen de trigo, almendras, avellanas y cacahuetes, sin piel, garbanzos, frijoles, pistachos y trigo integral.

    También es una buena idea ingerir mucha vitamina B. Esta vitamina la encontraremos en garbanzos, carnes, hígado y otras vísceras.

    Comer para prevenir el estrés

    Se dice que cuando se tiene prisa, se tiende a comer más a causa del "sufrimiento de boca". Para ser precisos, la forma de prevenirlo es comer, pero elegir el alimento adecuado.

    Los frutos secos que se mastican durante mucho tiempo y son ricos en vitaminas y antioxidantes son perfectos para este propósito.

    Del mismo modo, los cereales integrales, como la avena, el trigo y la cebada, también ayudan a prevenir el estrés.

    Por ejemplo, la famosa espinaca de Popeye puede fortalecer su cuerpo, pero también puede ayudarlo a mejorar la relajación y la felicidad.

    Porque esta verdura (así como el repollo y el brócoli) es una gran fuente de minerales y vitaminas A y C, antioxidantes y agentes regeneradores del tejido cerebral.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Esta web utiliza cookies propios y de terceros para personalizar el contenido, anuncios y tráfico web. Más información