Qué comía Felipe de Edimburgo

La alimentación es un pilar fundamental para alcanzar una vida longeva. ¿Qué dieta le permitió al marido de la reina Isabel vivir casi un siglo?

Felipe de Edimburgo

La gastronomía de la realeza británica despierta todo tipo de intrigas. Más aún cuando uno de sus mayores exponentes, Felipe de Edimburgo, llegó a vivir 99 longevos años.

Sin embargo, a diferencia de lo que la mayoría podría imaginar, la dieta del marido de la reina Isabel (a quien pudimos ver en la serie The Crown) distaba bastante de lo que conocemos como un régimen alimenticio “saludable”. 

Esto salió a la luz cuando Charles Oliver, uno de los chefs que trabajó para la popular pareja, publicó un compilado con los platos más solicitados del Palacio de Buckingham.

En Dinner at Buckingham Palace, el cocinero reveló que el duque tenía talento para elaborar sus propios alimentos, siendo el desayuno y los snacks de la hora de la cena sus verdaderas especialidades.

A la mañana, se encargaba en varias oportunidades de cocinar él mismo tocino, huevos y salchichas. Eventualmente, también sumaba hígados y omelettes.

Príncipe Felipe

Por la noche, y luego de despedir a sus sirvientes, compartía con la monarca algunos huevos revueltos, eglefino ahumado, hongos salteados en mantequilla con tocino y omelette (¡también con tocino!). 

Por supuesto, también consumía desayunos elaborados por su personal, los cuales incluían alimentos tradicionales como café, fruta, yogur y cereales.

Según Charles, la receta más pretenciosa de la realeza británica era la agachadiza, un ave pequeña y robusta que el propio príncipe Felipe cazaba en Sandringham, para luego desplumar, limpiar y preparar.

Además, era un aficionado de las carnes a la parrilla. De acuerdo al cocinero, durante sus estadías en Balmoral (la casa de verano escocesa de la familia), llegaba a asar diversos animales mediante esta técnica hasta cinco veces por semana. 

Otro de los chefs reales, Darren McGrady, también reveló algunas preferencias culinarias del difunto duque: le gustaba mucho comer perdiz, urogallo y comidas picantes. Además, a diferencia de Isabel, él “vivía para comer” en lugar de “comer para vivir”.

Índice

    ¿Cuándo murió el esposo de la reina Isabel?

    Cuando faltaban solo dos meses para que alcanzara la edad de 100 años y luego de permanecer varias semanas internado por una afección cardíaca, Felipe murió el 9 de abril de 2021.  

    "Su alteza real falleció pacíficamente en el Castillo de Windsor", anunció su entorno en aquel entonces.

    La bandera en Buckingham lució ese día a media asta y se colocó un aviso de su muerte en las puertas del palacio. 

    El funeral se llevó a cabo en la Capilla de San Jorge bajo una serie de estrictas reglas sanitarias destinadas a frenar los contagios de coronavirus.

    Entre los saludos más comentados estuvo el de la corona española. Es que existía un parentesco sanguíneo entre la reina Sofía y el duque de Edimburgo: eran sobrina y tío en segundo grado.

    “Nuestros pensamientos y oraciones están con vuestra majestad y con toda la familia”, escribieron Felipe y Letizia en una nota firmada con todo su “cariño y afecto”.

    Esposo de la reina Isabel

    ¿Por qué Felipe no era rey?

    El duque se casó en 1947 con la entonces princesa Isabel.

    Cinco años más tarde, ella se convirtió en reina tras la muerte de su padre y permanecieron juntos durante más de siete décadas.

    Sin embargo, eso no determinó que él fuera rey, sino solo príncipe consorte. 

    Esto ocurrió porque, según la Ley Parlamentaria Británica, el título de rey se transmite solo a quienes heredan el trono, no a quienes contraen matrimonio con una monarca.

    Esto cambia cuando se trata de una mujer: en ese caso, sí se la denomina con la forma femenina del título de su esposo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Esta web utiliza cookies propios y de terceros para personalizar el contenido, anuncios y tráfico web. Más información