Qué debe comer una embarazada en el primer trimestre

embarazo

Las mujeres embarazadas experimentarán muchos cambios hormonales durante esta etapa, sumados a diferentes requerimientos nutricionales, por lo que es muy importante la dieta en este momento.

Cada etapa del embarazo (incluso antes) requiere requisitos nutricionales específicos para la energía y los micronutrientes de la madre y el futuro bebé. Ahora es un buen momento para poner especial énfasis en la dieta.

El control de peso durante el embarazo también es muy importante, el peso correcto debe ser de entre 10 y 12 kg.

Índice

    Planificar el embarazo

    El peso de la madre es un factor importante a considerar antes del embarazo. Si tiene sobrepeso, es mejor tener una dieta para adelgazar antes del embarazo.

    Las mujeres deben comenzar el embarazo con un peso adecuado y comenzar la dieta. Se recomienda realizar un examen ginecológico y explicar nuestras intenciones al médico.

    En cuanto a la dieta, la ideal es una diversa. Lo único a considerar de antemano es el ácido fólico o la vitamina B9.

    En la dieta de la sociedad actual suele faltar esta vitamina, por lo que siempre se recomienda tomarla como complemento alimenticio en los primeros meses de embarazo.

    El requerimiento diario de ácido fólico es de 200 microgramos y durante el embarazo su cantidad total aumenta a 400 microgramos por día.

    La deficiencia de vitamina B9 en las primeras semanas de embarazo puede causar malformaciones fetales, como espina bífida.

    Alimentación durante el primer trimestre del embarazo

    Después de que una mujer queda embarazada, uno de los cambios importantes es la desaceleración de la digestión. El propósito de esto es hacer que los alimentos permanezcan más tiempo en los intestinos, por lo que la absorción de nutrientes es mayor.

    El aumento de peso en los primeros tres meses debe estar entre 0,5 kg. Y 1,5 kg. Dado que el feto solo alcanza unos 16 cm de tamaño, el aumento de peso es muy pequeño.

    Nutrientes a tener en cuenta durante la primera etapa del embarazo

    Proteínas, grasas e hidratos de carbono

    Su presencia es muy importante, aunque la ingesta recomendada no difiere de la ingesta de una dieta equilibrada.

    Esto significa que cada comida debe tener una fuente de proteínas (carne, pescado, frijoles, queso, tofu, seitán o huevos), carbohidratos complejos (pasta, pan, arroz, papas) deben estar presentes todos los días, y prestar atención a la grasa (es preferible el aceite de oliva comestible, frutos secos y pescado azul).

    Minerales

    La dieta debe cumplir con los requerimientos de hierro, yodo y calcio, aunque el contenido de estos y otros minerales debe incrementarse antes del cuarto mes de embarazo.

    Vitaminas

    Desde el inicio del embarazo, es importante aumentar el consumo de vitaminas C, A, D, E y B. Puede compensar esta contribución comiendo frutas y verduras sin procesar, cereales integrales, aceite de oliva sin procesar y productos lácteos.

    Se recomienda tomar un determinado suplemento natural varias veces para asegurar el aporte de vitaminas necesario.

    Fibra

    La ingesta diaria de fibra es necesaria para mantener un intestino sano y evitar el estreñimiento. Las frutas, verduras, cereales integrales y legumbres aportan fibra.

    La ingesta de mujeres embarazadas no debe exceder los 30 gramos de fibra diaria, porque puede reducir la absorción intestinal de nutrientes importantes.

    Combatir las principales molestias del embarazo

    Mareos

    Son comunes durante todo el embarazo, especialmente por la mañana. Cuando el azúcar en sangre o la presión arterial descienden, empeoran. ¿Qué tengo que hacer?

    • Come algo en la cama antes de ponerte de pie (por ejemplo, unas galletas).
    • Coma menos, pero coma con regularidad, de 6 a 7 veces al día.
    • Evite las bebidas con cafeína, como té, café y cola.
    • Consuma alimentos que contengan carbohidratos en todas las comidas. Puede ser en forma de pan, pasta, arroz, patatas, frijoles, cereales o frutas.

    Náuseas y vómitos

    Para prevenir las náuseas y los vómitos, siga los mismos consejos que para los mareos. Si todavía existen:

    • Beba jugo de menta, comino o piña.
    • Para el almuerzo y la cena, hervir patatas, pasta o arroz con un poco de aceite de oliva como primer plato.
    • Elija verduras de fácil digestión como calabacines, calabacines, zanahorias y judías verdes.
    • Tome fruta hervida o asada.
    • Evite las frutas cítricas como el jugo de naranja.
    • Toma productos lácteos en forma de yogur o queso y evita la leche.
    • Evite las carnes grasas y los embutidos.
    • No coma pan, pasteles, galletas, etc
    • Evite los alimentos crudos y elija una cocina que ayude a la digestión: hervidos, al vapor, microondas.

    Acidez o reflujo

    Por lo general, estas molestias aparecerán en los últimos meses del embarazo, cuando el feto es más grande y comienza a comprimir el estómago. Habilidades de mejora:

    • Evite comer frutas y postres con el estómago vacío.
    • Evite los alimentos ácidos y picantes: vinagre, limón, chile, etc.
    • Evite el uso de productos integrales o productos que contengan mucha fibra.
    • Evite las bebidas carbonatadas y con cafeína.
    • Evite cocinar y freír a la parrilla.
    • Una cantidad adecuada de aceite de oliva para cocinar y condimentar.
    • Evite no ingerir alimentos durante más de 3 horas. Divida las comidas en pequeñas cantidades y no coma grandes porciones.

    Estreñimiento

    Es muy común a partir del segundo trimestre. Los laxantes no se recomiendan para mujeres embarazadas, pero se pueden usar supositorios de glicerina y suplementos de fibra. Recomendaciones dietéticas:

    • Beber agua e infusión o caldo durante todo el día. El total alcanzó los 2 litros.
    • Camine y haga ejercicio físico.
    • Consumir alimentos de origen vegetal.
    • Coma alimentos integrales como pan todos los días.
    • Agregue semillas de lino a ensaladas, purés o yogur.
    • Sazone la comida en el recipiente con aceite de oliva sin procesar.
    • Toma yogur con bifidobacterias.

    Calambres musculares

    A partir del segundo mes de embarazo, puede experimentar calambres musculares. La dieta para ayudarlos a luchar debe incluir:

    • Alimentos ricos en vitamina B, como cereales, frijoles, carne, pescado, huevos o productos lácteos.
    • Alimentos ricos en magnesio, como frutos secos, frijoles, frutos secos, plátanos o verduras de hoja verde (espinacas, remolacha).

    Insomnio

    Suele ocurrir cerca del final del embarazo. Sugerimos:

    • Cena temprano. Evite frituras al menos 2 horas antes de acostarse.
    • Consume alimentos que aporten triptófano: huevos, pollo, jamón o pescado azul, y bebe un vaso de leche tibia antes de acostarte.
    • Elimina de tu dieta el café, chocolate, té, cola, mate, guaraná y ginseng.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Esta web utiliza cookies propios y de terceros para personalizar el contenido, anuncios y tráfico web. Más información