¿Qué come un geófago?

geófago

Para resumirlo en pocas palabras podemos decir que la geofagia es la tendencia a comer tierra. Esta curiosidad se repite frecuentemente en algunos países como por ejemplo Argentina, Irán y Namibia por nombrar solo algunos.

Existen algunos textos coloniales que ya nombraban a esta práctica como algo normal. El hábito de comer tierra lleva siglos de historia alrededor de todo el planeta.

De acuerdo a diferentes estudios se llegó a la siguiente conclusión:

  • Por lo general se da un mayor porcentaje de casos en los trópicos.
  • Niños y mujeres embarazadas encabezan la lista.
  • De acuerdo a ritos culturales se observan con mayor frecuencia en algunas regiones y en menor en otras.

La medicina oriental confirma a la geofagia como patológica. Por ejemplo, en Kenia es posible adquirir la tierra en diferentes variedades, que incluyen sabores opuestos (Pimienta o cardamomo negro).

Claramente la costumbre de comer tierra puede deberse a un problema psiquiátrico, aunque no todos los casos lo son. Hay que ir con cuidado.

Los inconvenientes al consumo de tierra son reales, la presencia de enfermedades y sustancias tóxicas es una cuestión que no se puede dejar pasar por alto.

En algunos pacientes, el hábito de comer tierra puede ir más allá y transformarse en una verdadera adicción, de la misma forma que una persona abusa de las drogas.

Es sencillo de apartar a la geofagia como un acto exclusivo de niños traviesos, una locura de las mujeres embarazadas o un exótico comportamiento de culturas lejanas. Sin embargo esto no es de todo real.

Lamentablemente, todavía queda mucho camino por recorrer porque no se sabe realmente que lleva a este extraño comportamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Esta web utiliza cookies propios y de terceros para personalizar el contenido, anuncios y tráfico web. Más información